Ir a…

Imperium y otras 5 películas sobre infiltración

Danniel Radcliffe estrena otro papel protagonista en Imperium, una historia real de una infiltración de un agente del FBI en una organización neonazi. El trailer destila ansiedad, angustia y estrés aunque la crítica ha hecho hincapié en su encorsetamiento y falta de creatividad a la hora de relatar la trama. 

Guste o no este largometraje de Daniel Ragussis, lo cierto es que la temática neonazi no suele aparecer en el cine tan habitualmente como se puede imaginar. El cine de infiltración, sin embargo, es más común. Aquí 5 recomendaciones para que esta semana te hinches a ver policías con la placa oculta.

Donnie Brasco

Mike Newell dirigió aquí unos brillantes Al Pacino y Johnny Depp en la que sin duda es la película más importante de su filmografía. Depp es un agente del FBI que se infiltra en la banda de los Bonnano y lo hace a través de un gangster de poca monta: Ruggiero (Al Pacino). Basado en la autobiografía del verdadero agente, la historia se desarrolla sin mucha acción y adentrándose en los perfiles de los mafiosos mientras la historia avanza constante y sin grandes giros. Estrenada en 1997, es uno de esos papeles de Depp que dejó buen sabor de boca antes de pasarse a los blockbusters.

Infiltrados

La película que dio a Scorsese un Oscar pese a ser un remake de una cinta surcoreana. Aquí el plantel es de primera categoría: Matt Damon, Leonardo DiCaprio, Martin Seen, Mark Walhberg… Una cinta que divide al público pero que probablemente tiene una de las escenas más impactantes (también sale en su original Infernal Affairs) del cine: El viaje en ascensor de Matt Damon y DiCaprio.

Juego de Espía

Los dos protagonistas de esta película de Tony Scott son Robert Redford (Nathan Muir) y Brad Pitt (Tom Bishop). En el último día antes de jubilarse (aunque suene a tópico), Redford se entera de que el personaje de Brad Pitt  ha sido descubierto en su última infiltración. Bishop, está a punto de ser borrado de las bases de datos del FBI para evitar ningún problema internacional, pero Muir intenta interceder mientras va teniendo flashbacks de su relación con su pupilo. Mucha acción con un final un tanto enrevesado pero a la altura de la cinta. Grabada con infinidad de escenas en exteriores que demuestran la calidad que introdujo Tony Scott en el cine.

Infiltrados en la Universidad

Una comedia absurda, que además es la segunda entrega de una saga y que protagonizan Jonah Hill y Channing Tatum. Sin ser nada especial, las situaciones y diálogos a las que llegan los protagonistas merecen que al menos el espectador les de una oportunidad. Ver a Channing Tatum reírse de sí mismo y a Hill en su salsa con una trama tan simple como clásica. Los dos policías tienen que infiltrarse en la Universidad para encontrar a un traficante. Las escenas de poscréditos son una joya.

Le Llaman Bodhi

Dirigida por Kathryn Bigelow, esta historia narra la historia de un agente infiltrado del FBI (Keanu Reeves) en un grupo de amigos surferos de los cuales algunos apuntan ser atracadores de bancos. La réplica a Reeves se la da un Patrick Swayze que brilla con luz propia. Si bien esta cinta ha sido considerada un clásico desde el momento en que se estrenó, ha tenido dos ramificaciones: La parodia que se hizo en Arma Fatal y el remake, que ha mantenido en España el título original, Pointbreak.

SobreJose Carmona Gilo

Historiador y periodista. Creador de El Baúl de Kubrick y redactor en Periódico Diagonal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: