Ir a…

El síndrome de Estocolmo de La Bella y la Bestia

La famosa historia vuelve a los cines de la mano de Emma Watson en el papel protagonista, una de las actrices que actualmente defiende en voz alta el feminismo. Sin embargo, hay lecturas que interpretan La Bella y la Bestia de una manera bastante lejana al amor verdadero. 

El síndrome de Estocolmo es un trastorno que sufren algunas personas que han sido secuestradas. Consiste en justificar a su secuestrador, sentirse identificado con él… En definitiva, la víctima sufre un shock de tal calibre que pierde la capacidad de juicio. ¿Y qué tiene esto que ver con La Bella y la Bestia?

Pues hay quienes ven en Bella un perfil claro de víctima del síndrome de Estocolmo. Bella es secuestrada por la Bestia para poder liberar así a su padre y poco a poco va entendiendo a su secuestrador. Empieza a sentir su dolor, empieza a empatizar con sus miedos, con sus preocupaciones. Y acaba explotando el amor.  Teniendo en cuenta que el otro pretendiente, Gastón, era un narcisista y un egoísta, la pobre Bella tenía que elegir entre susto o muerte.

Esta lectura de La Bella y la Bestia no ha pasado por alto durante la promoción de la película y a Emma Watson se le ha preguntado por esto. La actriz, declarada feminista y aparecida en los Papeles de Panamá, ha tirado balones fuera sobre el asunto y según Actitudfem.com asegura que “Ella (Bella) es independiente y desafiante, así que no tiene ninguna de las características de alguien con esa enfermedad” .

Sin embargo, la película de 1991 que todo el mundo recuerda y que servirá como base para el remake que se estrena este año, fue concebida como una historia en la que Bella sería una mujer independiente, inconformista, curiosa. Intentaron crear un personaje más evolucionado, una mujer moderna y liberada. Sin embargo, el feminismo ha avanzado tanto en los últimos años que La Bella y la Bestia, que pese los intentos, queda obsoleta. Brave es el Disney del s.XXI, La Bella y la Bestia quedó atrás.

 

 

SobreJose Carmona Gilo

Historiador y periodista. Creador de El Baúl de Kubrick y redactor en Periódico Diagonal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: