Ir a…

La policía negra en EE.UU a través de New Girl

Las series contemporáneas de Estados Unidos siempre tienen capítulos para hablar de la policía en sus ciudades: Bromear sobre el asunto, idealizarla, criticarla… Destacamos la historia que recoge la serie New Girl. Pese a ser una comedia muy suave e inocente, durante el episodio 20 de la cuarta temporada, uno de los protagonistas empieza a trabajar como policía. Winston, de piel negra, ya como cadete de policía, conoce a una chica en un bar a la que intenta ligarse. Durante esa primera conversación, ella, también negra, le pide que le acompañe a una manifestación contra la policía. La razón, quejarse contra una detención de un chico afroamericano sin motivos ni pruebas.

Winston se ve apurado por la conversación y acaba cambiando de tema. Pero es interesante como una persona afroamericana se muestre avergonzada por ser policía. De hecho, el personaje se lo niega a la chica durante todo el capítulo.

Durante el resto del episodio, la vergüenza del personaje se mantiene hasta que su mejor amigo, Nick, le dice que no lo entiende. Se han criado juntos en el mismo barrio y no entiende la vergüenza de ser policía. Nick, por el contrario, es blanco. Es entonces cuando llega la gran lección de New Girl.

Si se dice que “perro muerde a hombre” no es noticia porque es lo normal, en EE.UU no es noticia que “policía pega a hombre negro” porque pasa demasiado a menudo. En 2015, 1.146 personas murieron a manos de la policía. Al año siguiente más de 120 de las víctimas eran negros. Es un dato que hay que medir con la cantidad de población negra en el país, infinitamente inferior a la blanca, por lo que el dato de muertos es desproporcionado.

El mensaje final de Winston, y de la serie a fin de cuentas, es que la policía estadounidense ya no es lo que era. Han cambiado y son mejores. Los negros ya no son perseguidos ni más débiles ante la ley. El personaje femenino al que se acercó acaba con una media sonrisa y aceptando que los policías en el s.XXI pueden ser también negros. El fuck the police que cantaba N.W.A ya queda anticuado para New Girl, que pretende dar un mensaje de avance social.

Pero los datos demuestran la verdadera crueldad del asunto. Los negros mueren ante la policía en mayor proporción que los blancos. Las series ayudan a enculturizar elementos. Nos hacen creer que es lo normal pero la vida real es diferente. En todas las series de TV algún policía es latino o negro, o hay uno de cada. Pero no es tan alto el porcentaje.

SobreJose Carmona Gilo

Historiador y periodista. Creador de El Baúl de Kubrick y redactor en Periódico Diagonal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: