Ir a…

Assassin’s Creed se estrella en taquilla

La película dirigida por Justin Kurzel y protagonizada por Micheal Fassbender y Marion Cotillard lleva tres semanas en taquilla con números inesperados que hacen plantearse si es uno de los mayores fracasos de los últimos años. 

No solo las malas críticas es el problema al que Assasin’s Creed tiene que enfrentarse. La taquilla no ha respondido en absoluto a las pretensiones de esta cinta que adapta una de las sagas más exitosas del mundo de los videojuegos. Estrenada el 21 de diciembre en Estados Unidos y a lo largo de la semana en el resto del mundo, apenas recaudó 50 millones de dólares antes de acabar el año, días en los que tendría que haber hecho gran parte de la recaudación esperada (en un caso así, al menos el doble de lo invertido).  El montante final de la cinta se sitúa según webs especializadas en unos 125 millones de dólares, por lo que el objetivo ahora de la cinta debe ser el de alcanzar al menos esos ingresos en taquilla, para no convertirse en un batacazo difícil de olvidar.

Tras su estreno en el resto del mundo y la llegada a Reino Unido – estrenada el 1 de enero allí- la cinta logró alcanzar los 100 millones de recaudación. En España se colocó en los 1.67 millones la semana en que llegó a las pantallas, superada por ¡Canta!, la película infantil de las navidades y Rogue One, estrenada la semana anterior pero aún liderando la venta de tickets. No hay que olvidar que para que el estudio no perdiese dinero, tendría que recaudar unos 300 millones, ya que en torno a la mitad de los ingresos serían para las salas de cine.

Kurzel dirige así una película que fracasará en venta y en críticas, pese a tener a dos de los actores de moda del panorama hollywodiense. El director australiano ya trabajó con Fassbender y Cotillard en su anterior cinta, MacBeth, mucho mejor tratada por la crítica. La adaptación de la obra de Shakespeare, con la participación en la producción (al igual que Assasin’s Creed) de DMC Film contó tambien en el guión con Michael Lesslie, por lo que una parte importante del trabajo se volvió a encontrar en esta película sobre el credo de los Asesinos.

Si Macbeth se ideó como un trampolín para relacionar a ambas estrellas en un estreno previo, será recordada en el tiempo como una película mucho más sólida y querida de lo que será Assasin’s Creed, una demostración de que la adaptación de un producto exitoso por el simple hecho de ser exitoso en un formato, es una mala idea que el público no aceptará.

 

taquilla de la primera semana de estreno de Assassin's Creed

SobreJose Carmona Gilo

Historiador y periodista. Creador de El Baúl de Kubrick y redactor en Periódico Diagonal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: