Ir a…

Hollywood y la violencia de género

El pasado fin de semana salió a la luz que, junto a la petición de divorcio que la actriz Amber Heard ha solicitado al actor Johnny Depp iría una denuncia por violencia de género, según la cual Depp hubiera arrojado un teléfono móvil a la actriz golpeándola en la cara, tras lo cual ésta llamó a la policía, quienes, de momento y por lo que pueda pasar, han tramitado la orden de alejamiento solicita por la modelo y actriz.

La violencia de género es algo que, por desgracia, está muy presente en el mundo del cine

Sin embargo, la ex mujer del actor ha salido en su defensa asegurando que el actor es “una persona sensible, cariñosa y amable”, declaraciones que, junto a las de su hija, que siguen la misma línea, levantan la sombra de la sospecha, ya que junto a las declaraciones de la hija iba un fragmento de un artículo de People en el que fuentes policiales confirman que al acudir al domicilio tras la denuncia no apreciaron indicios de que se hubiera cometido un delito.

Pero en Hollywood éste no es un caso aislado, sino que hay varios precedentes de personalidades del mundo del cine acusadas de violencia de género, como el protagonizado por Nicolas Cage en 2011 en Nueva Orleans, cuando el actor, presuntamente borracho, comenzó a gritar y a empujar a su mujer, Alice Kim, escena que presenció un taxista que llamó a las autoridades, tras lo cual Cage se enfrentó verbalmente a los dos agentes que trataban de calmarlo y fue detenido.

También fue acusado de violencia de género el actor Sean Penn por, presuntamente, entrar en casa de la cantante Madonna y atarla en una silla para golpearla, a pesar de éstas duras acusaciones, la cantante no emprendió acciones legales, por lo que la culpabilidad de Penn aún está en el aire.

548f6729ea163Relacionado con el caso anterior está el de Terrence Howard, que propició una demanda del actor Sean Penn hacia Lee Daniels, prodcutor de la serie “Empire”, ya que, al salir a la luz que el actor Terrence Howard abofeteó a su primera mujer y golpeó “accidentalmente” a la segunda, la opinión pública se volcó en contra de él, y el productor decidió defenderle comparando su caso con el de Penn, quien finalmente ganaría la demanda.

El último caso del que hablaremos hoy es de el de nada más y nada menos que Charlie Sheen, ya que el actor fue condenado en 2010 a pasar 30 días en un centro de rehabilitación y a 36 horas de terapia con el fin de controlar su temperamento, tras ser declarado culpable de malos tratos a su mujer, Brooke Mueller.

SobreÁngel Fernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: