Ir a…

El Nuevo Cine Español durante el franquismo

En los años 60, un grupo de directores logró estrenar con el apoyo de la dictadura franquista películas muy críticas con los valores sobre los que se sustentaba el régimen, dando lugar a lo que se denominó el Nuevo Cine Español. ¿Cómo fue esto posible?

El desarrollo del Nuevo Cine Español coincidió con las políticas aperturistas de la dictadura, que buscaban mejorar la percepción que el resto del mundo tenía sobre el gobierno franquista y, con ello, estimular la economía del país.

El franquismo no podía, por tanto, continuar produciendo las películas habituales hasta el momento, pues eran tan aduladoras con el régimen como ínfimas en calidad cinematográfica. Por ello, se recurre a José María García Escudero para dirigir la Dirección General de Cinematografía.

web_31

José María García Escudero

La lealtad al régimen de Escudero rivalizaba tan solo con su amor al séptimo arte. Por esta razón, no dudaba en mantener buenas relaciones con directores que, si bien muy comprometidos socialmente y críticos con la dictadura, realizaban películas de gran calidad, como Juan Antonio Bardem o Ricardo Muñoz Suay. Escudero era el hombre perfecto para modernizar y mejorar la imagen de la industria cinematográfica: fiel a la dictadura, intelectual del cine y bien visto por los sectores más díscolos.

Escudero impulsó la creación de la Escuela Oficial de Cinematografía (EOC), buscando formar a nuevos directores y profesionales que trabajaran siguiendo los patrones de un cine mucho más moderno y, sobre todo, que lograran competir con éxito en los festivales internacionales. Al calor de la EOC surgió esa corriente del Nuevo Cine Español que, sin embargo, tuvo que hacer frente a inevitables contradicciones. Porque, a fin de cuentas, las películas más premiadas internacionalmente solían ser siempre las más críticas socialmente, y esas eran precisamente las que menos toleraba la censura del régimen.

Películas como Juguetes rotos (Manuel Summers, 1966), Nueve cartas a Berta (Martín Patino, 1965) o La caza (Carlos Saura, 1965) pasaron un auténtico calvario antes de poder ver la luz, con cortes y restricciones al visionado incluidos. Pero, al final, los censores dirigidos por Escudero determinaron que, si bien habían encontrado elementos fuertemente críticos con el régimen, estos eran tan sutiles que la mayoría de la población no llegaría a entenderlos. Por tanto, las películas eran inofensivas y podían proyectarse.

Ahora bien, ¿era eso lo que la gente quería ver realmente? Los datos de taquilla y algunas encuestas de la época demuestran que no. Para empezar, los espectadores de los años 60, como los de ahora, preferían las películas extranjeras, especialmente las norteamericanas. Por si fuera poco, las producciones nacionales más taquilleras no fueron, ni mucho menos, aquellas surgidas en el seno del Nuevo Cine Español. Las películas protagonizadas por Marisol, Lola Flores, el Cordobés, Raphael o Paco Martínez Soria superaban con mucho en número de espectadores a las que realizaban los jóvenes estudiantes de la EOC, más ligados a un ámbito minoritario de intelectuales y prácticamente ajenos a la población general.

En definitiva, el Nuevo Cine Español cumplió su función propagandística de cara al exterior, con un importante número de películas que lograron triunfar en los festivales internacionales, llevando consigo la imagen de una industria moderna y abierta que representaba a la propia España. Sin embargo, esas mismas películas eran censuradas y cortadas a la hora de estrenarse en España, donde solo una minoría las consumía habitualmente. Por ello, su impacto en el interior del país nunca llegó a ser considerable en la época. Sin duda, Escudero y su Dirección General de Cinematografía contaron con ello y lo aprovecharon para jugar a dos bandas: aperturismo sí, pero solo de cara al exterior; en el interior, censura y películas comerciales e inocuas para el régimen.

SobreAlejandro Trujillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: