Ir a…

La espera de los Peaky Blinders, ¿preparados?

 Si las dos primeras temporadas nos habían enganchado, la tercera ha de llegar para clavarnos su aguijón, terminar de envenenarnos y disfrutar su amargo final. ¿Ya los conoces? ¿Te han hablado de la serie? ¿Por qué hay que verla?

 

La familia Shelby nos dejó el año pasado sin fecha concreta para su vuelta. En las webs hablan de la primavera de 2016, incluso nombran abril como el mes en que BBC TWO comenzará su publicación. Sin embargo, poco esperanzador ha comenzado el mes en que deberíamos haber recibido ya noticias, pues el rodaje comenzó en septiembre y aún permanecemos agazapados a la espera. Mayo parece que suena como fecha más probable.

Peaky 2

Muchos ya conocen los secretos de la serie de moda. Casi todos los que la empezaron no pudieron dejarla a un lado. Y todos los que la han visto admitirán los detalles que voy a exponer como fundamentos de su éxito. Pero también hay quien la tiene en su lista de “mustwatch” sin haberle hincado el diente, a ellos va dirigido este artículo, cargado de los pilares por los que hay que ver PEAKY BLINDERS.

Ya en 2013 y 2014 consiguió numerosas nominaciones a los BAFTA, consiguiendo en su primera temporada el galardón por mejor dirección y por mejor fotografía, una garantía de que estamos ante una serie de calidad. Pero no son los premios los que engancharán a quien se adentre en ella. Será el retrato salvaje de los gangsters del siglo pasado. El heroísmo bélico deja huella pero marca el camino a la brutalidad de posguerra, barrios bajos de familias sin principios. Mentes derruidas por la crueldad de los conflictos, falta de valores que estimula la violencia. Los Shelby han vivido en la miseria, no sólo económica, que afligía la Inglaterra de 1919. Tienen ambición, y ello les convierte en los cazarrecompensas de las urbes obreras.

El reparto es probablemente conocido, ya que Cillian Murphy, Sam Neill, Paul Anderson, Helen McCrory o Joe Cole ya aparecen en grandes películas y series, pero las referencias son las críticas, la respuesta del público y la sensación que transmite. Una valoración media de 8,2 con casi 7.000 votos en Filmaffinity dice de ella que pocos la han menospreciado. Y nos falta saber qué pasará ahora que la familia quiere expandir el negocio internacionalmente, la boda que se anunció en el final de temporada, el crecimiento de Michael dentro de la banda, confirmar que Tom Hardy finalmente esté de vuelta y otros menesteres que nos tienen intrigados y con los que tampoco hemos de generar spoilers. Pero, ¿por qué hay que ver Peaky Blinders?

Peaky 3

Lo que primero llama la atención es ese espesor en los planos, esa textura en las prendas y los humos. La fotografía de George Steel provoca admiración y asombro. Todos los planos de Birmingham parecen artificiales, de remarcados filtros, pero de una belleza impactante. Incluso las escenas más rápidas están rodadas con soberana solvencia técnica, allí se descubre el talento para encuadrar y expresar. Colores de época, escenografía y vestuario impolutos y un ritmo marcado por canciones de rock gótico, blues y postpunk. Toda la banda sonora recorre las últimas composiciones de otro maleante, el expatriado a Alemania pero australiano de nacimiento Nick Cave. Una solemne injusticia es que pocos conozcan a este músico, pero el traje que le brinda esta serie le sienta como un guante. La canción de la intro, ese momento que todos adoramos de las series y nos hace cómplices, agranda la expectación sobre los personajes y te adentra en el suburbio inglés gobernado por irlandeses.

Disfrutar Peaky Blinders es comprender el sinsentido social del momento, es adorar la jerga y acento gangsteriles, es experimentar situaciones límite y es sufrir las injusticias de la violencia. Pero también es poder aplaudir cada final de capítulo, asentir con la cabeza cuando suena “The red righthand” (ya sea por Nick Cave o por ArcticMonkeys), masticar los planos como jugosos bistecs y comprarte una gorra como la que ellos visten para sentirte de nuevo un tipo duro.

Peaky 4

SobreJavier Moreno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: