Ir a…

La habitación

Jack es un niño de cinco años que solo ha conocido a lo largo de su vida “La habitación” el lugar donde el Viejo Nick le tiene encerrado junto a su madre. A su edad no ha visto nada más en el mundo y no tiene muy claro que es real y que forma parte de la televisión, lugar a través del que recibe prácticamente toda la información que tiene del mundo

Con 4 nominaciones a los Oscars, incluyendo mejor película, mejor director, mejor actriz, mejor guión adaptado se ha convertido en una de las revelaciones del año, una película con un presupuesto modesto basada en la novela homónima de Emma Donogheu, inspirada por la dramática historia del monstruo de Amstentten que conmocionó al mundo en 2008.

Ficha de The Room

La habitación y su trasfondo real

Room nos cuenta la historia de Ma una joven que fue secuestrada con 17 años y mantenida cautiva durante más de siete. Una historia dura, controvertida y sobre todo difícil de narrar sin caer en los aspectos más oscuros y perturbadores. Lenny Abrahamson, su director, ha creado una obra que no resulta escabrosa, no tiene imágenes visualmente impactantes, pero en su planteamiento es mucho más humana, más cercana, que cualquier historia macabra que podemos encontrar en el cine. Al tener como narrador a un niño de cinco años, la acción se desarrolla según sus reglas y su visión del mundo, una visión no contaminada por los prejuicios. Para Jack en el mundo sólo existen la habitación y su madre, todo lo demás es nuevo, sorprendente y emocionante.

Brie Larsson ha sido nominada al Oscar por esta actuación y lo cierto es que resulta brillante su interpretación de esta madre que se ve en la tesitura de dibujar todo un mundo para su hijo. Un mundo encerrado entre cuatro paredes y un ventanuco. Un personaje envidiable y de extraordinaria fuerza, que a pesar de haber sido violada de manera constante durante todo su cautiverio se esfuerza por buscar la felicidad para su hijo, fruto de estas mismas violaciones.Jack La Habitacion

Pero es aún más inmensa la actuación de Jacob Tremblay, Jack, resulta sorprendente e impactante ver como un niño tan pequeño, tiene 9 años, ha sido capaz de dar vida a un personaje con tanto peso dentro de la trama. Él es el narrador, el protagonista y el punto de vista de toda la película y lleva todo el peso de la misma con una gracia y un encanto que sólo un niño puede tener. Si de mí dependieran las nominaciones a los Oscars, Leonardo DiCaprio no sería la noticia del año.

Lenny Abrahamson ha sido capaz de crear una película tremendamente emotiva, que nos muestra la fuerza y la resistencia de una madre, la inocencia y la capacidad de adaptación de los niños y sobre todo nos acerca a lo mejor y lo peor de la naturaleza humana. Jack es la luz y la habitación es la oscuridad. Pero fuera de la habitación el mundo no es totalmente inocente, existe el rechazo, los prejuicios, la desesperación.

El domingo sabremos quién se alza con las estatuillas doradas, pero, pase lo que pase, La habitación es una película que todos deberíamos ver.

SobreAndrea Ordonez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: