Ir a…

“Los dos Escobar”, fabuloso documental sobre el narcofutbol

Nunca sabes cual será la última historia de Pablo Escobar

 

La última semana ha estado marcada por una polémica que viene de la mano  de Sean Penn y el narcotraficante más perseguido del mundo, Joaquín Guzmán “El Chapo”. Por lo visto al narcotraficante no se le ocurrió nada mejor que ser entrevistado por el oscarizado actor para la revista Rolling Stone, un hecho que pudo llevar a la policía hasta su ubicación.

Todo esto me sirve de excusa para acordarme de Pablo Escobar, el mayor narcotraficante de la historia, del que se han escrito innumerables leyendas, rodado centenas de películas y protagonizado de diversas investigaciones. Una de las producciones que más me conmocionó sobre su figura es, sin duda, el documental “Los dos Escobar”.

Este fantástico documental tuvo la mala suerte de producirse en el año 2010, poco antes de que se produjera este meteórico ascenso de interés por este género, gracias a documentalistas de la talla de Joshua Oppenheimer, Asif Kapadia o , el malogrado, Malik Bendjelloul; por lo que su repercusión no fue más allá de algunos Festivales. Sin embargo no sólo se trata de uno de los retratos más cercanos de una figura tan inquietante como la de Pablo Escobar, si no que nos descubre a otro personaje más desconocido para el gran público como fue Andrés Escobar.

Pablo y Andrés Escobar

Sin ningún tipo de parentesco entre ellos, a lo largo del film vamos descubriendo como el destino les depara un mismo camino, el de unir a una nación deprimida por la pobreza y la violencia. El problema es que ese camino que ambos toman, lo hacen de forma muy distinta.

images

Andrés Escobar nació en Medellín en una familia de clase media, a través de declaraciones nunca antes vistas vamos tejiendo lo que fue su vida, la bondad de este personaje, siempre preocupado por los suyos y de cómo persiguió el sueño de convertirse en un gran jugador de fútbol. Una historia tan bien contada y entrañable que incluso si no eres un gran forofo de este deporte te sentirás emocionado con su historia de superación.

Distinta es la parte del narcotraficante Pablo Escobar, héroe para unos y asesino para otros, también nacido en una familia humilde. Quizás los testimonios más interesantes del film son los de sus cercanos, muchos ellos desde la cárcel, que nos hacen ser testigos de los movimientos del colombiano a través de milimétricas declaraciones e imágenes de archivo totalmente desconocidas.

El inicio del “narcofútbol”

Durante la más de hora y media del documental vamos conociendo como se desarrollan las vidas del futbolista y del narcotraficante, pero sobre todo se centra en el “narcofutbol”, herramienta que Pablo utilizó para blanquear el dinero de la droga y hacer que la selección de su país creciera hasta convertirse en una de las mejores selecciones de futbol del mundo.

Es en este punto donde “Los dos Escobar” pone toda la carne en el asador, el ritmo, las imágenes y la historia de lo que nos cuenta nos estremece según vamos conociendo más sobre el “narcofútbol”, es ahí donde empezamos a ser conscientes de la importancia que tomaron estos dos personajes en un período concreto de Colombia y que no sólo se convirtió en historia de su país, si no que el mundo entero fue un testigo presencial pero mudo de estos hechos.

Un documental social no sólo para los amantes del fútbol

Pablo-Escobar

Los directores  Jeff y Michael Zimbalist mantienen un pulso firme que no decae en ningún punto del documental. El guión lo van escribiendo las duras declaraciones de las dos partes. También el film funciona como un homenaje al fútbol, pero también como crítica social a la importancia que una sociedad le da un deporte y en las esperanzas que se depositan en un solo juego. La vida y la muerte es una delgada línea que tiene al futbol como telón de fondo y que hace partícipes a todos los espectadores de éste, utilizándolo como un mero entretenimiento, pero que esconde algo oscuro detrás, sobre todo cuando hablamos de “narcofutbol”.

Con inteligencia se van entrecruzando las vidas de Pablo y Andrés para que en ningún momento perdamos el interés por ninguno de ellos y ofrecernos un documental  que no te dejará indiferente, que te descubrirá una de las historias más impactantes de la historia moderna y que nos acerca a una situación que hoy en día se da en muchos países, sobre todo los latinoamericanos.

Óscar San Martín

SobreRedacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: